¿Fue la Sra. Klein culpable de arrastrar a su hijo al suicidio?


CIUDAD DE MÉXICO, 19 de julio, (DE VAGOS / CÍRCULO DIGITAL).- Sra. Klein, escrita por Nicholas Wright y traducida, dirigida y protagonizada por Emoé de la Parra, es un estudioconmovedor y angustioso sobre la relación entre Melanie Klein y sus hijos. Ofrecerá temporada en el Teatro Julio Jiménez Rueda los jueves y viernes a las 20:00, los sábados a las 19:00 y los domingos a las del 20:00, del 20 de julio al 13 de agosto.

 

Esta obra con tintes de melodrama y basada puntualmente en la biografía de Klein y en su polémica versión del psicoanálisis aplicado a niños también tiene cierto dejo humorístico. Muestra la indefensión y la violencia de tres mujeres psicoanalistas que enmascaran sus almas con sofisticadas técnicas terapéuticas.

 

La relación de tres brillantes psicoanalistas, personajes interpretados por De la Parra, Paola Izquierdo y Alejandra Maldonado, se entreveran en una lucha sin cuartel en torno a una cuestión: ¿fue la señora Klein una madre devota o un monstruo que utilizó sus habilidades hasta el punto de arrastrar a su hijo al suicidio?

 

En entrevista, Emoé de la Parra comentó que “el tema fundamental y casi único de la obra es la relación tormentosa e infinitamente amorosa que une a estas tres psicoanalistas, quienes, mediante estrategias intelectuales y emocionales que en primer momento parecen solo embates de odio, acaban por desnudar su alma y trastocar irreversiblemente su futuro”.

 

La propuesta de dirección busca reducir al máximo los elementos que pudieran distraer de la fuerza del diálogo y de los engranajes psicológicos. De este modo, “la escenografía, la utilería y el vestuario son solo guiños simbólicos que no remiten directamente a una época o a un ambiente realista, sino al tema de la obra. Todos estos elementos son utilizados para dar mayor densidad a los matices emocionales.

 

“El público ha recibido este montaje con un entusiasmo que raya en la devoción. Gracias a ello ahora iniciamos la quinta temporada, en la que tenemos depositada la única expectativa de que la gente vaya, juzgue por sí misma y nos retroalimente con sus comentarios y reacciones.

 

“Tenemos puesta nuestra confianza en que, de nuevo, la obra, ahora en un teatro de dimensiones grandes y ubicada en otro circuito geográfico, vuelva a sorprendernos. El signo de esta sorpresa, sea cual fuere, será la recompensa al esfuerzo de un trabajo enamorado de sí mismo, pero está en las manos de ese extraño y poderoso ente que perseguimos, atormentamos, recibimos y añoramos con pasión: el público”, finalizó.

  

  Imágenes integradas 2

Imágenes integradas 3 Imágenes integradas 1 Imágenes integradas 5

Imágenes integradas 6  Imágenes integradas 8

Previous Garantizan vigilar a Javier Duarte
Next Secretaría de la Función Pública tiene 9 investigaciones contra OHL, Odebrecht y el "Rey de los dragones"