PAN reta a Morena: ¡bajen el precio de los combustibles!, pueden hacerlo, tienen la mayoría


Tras la puerta del poder

 

Roberto Vizcaíno

Pasaban las horas y por la tribuna de la Cámara de Diputados en San Lázaro o desde sus curules, los legisladores de la Coalición Juntos Haremos Historia (integrada por MORENA y PT), no daban tregua al secretario de Energía y a los directores de la CFE y Pemex.

Pedro Joaquín Coldwell, Jaime Hernández y Carlos Alberto Treviño recibían una andanada de improperios y calificaciones dentro de las cuales sobresalía la de corruptos y ineficientes.

Aprovechaban los ahora diputados de la mayoría el cumplimiento de la Glosa del sexto y último informe del Presidente saliente, para señalar una y otra vez sin ningún matiz que el presidente Enrique Peña Nieto se va como quizá como el más ineficiente de los gobernantes que ha tenido México.

Los tres funcionarios sentados en fila al lado izquierdo de la tribuna, aguantaban la andanada e intentaban explicar procesos, acudir a los contextos en que operó el sexenio y a dar cifras del manejo de los energéticos para explicar la situación en que entregan el sector.

Pero como suele ocurrir en estas comparecencias, nadie abajo, en las 500 curules, los escuchaba.

A los diputados que los tundían no les importaban las explicaciones, sino exhibirlos y agredirlos.

En eso estaban cuando a tribuna llegó el excandidato a gobernador por Colima, el excoordinador de los senadores del PAN y hoy diputado federal blanquiazul Jorge Luis Preciado quien sin más les soltó a los aguerridos morenistas comandados por Mario Delgado:

“Ustedes tienen los votos, 255 votos tiene Morena, acá tenemos 79. ¡Vamos juntos a bajar los precios de los combustibles, aquí están los votos a la hora que ustedes quieran”, dijo.

Los diputados del sector lopezobradorista no se lo esperaban. Se quedaron quietos y mudos.

Preciado les recordó que su jefe máximo, ese que les hace gritar a cada rato que “es un honor estar con Obrador”, prometió a lo largo de su campaña presidencial que él y los suyos iban a bajar el precio de los energéticos, especialmente el de las gasolinas.

Preciado les recordó igual a los morenistas que hace 6 años, cuando llegó, Enrique Peña Nieto ofreció bajar las tarifas de luz y reducir el precio de la gasolina.

“El precio de la Magna en 2012 estaba en 10. 80, hoy en 20.58, un incremento del 100 por ciento. El precio del gas en 11.80, hoy en 19.56. De la electricidad no hablemos, una familia que pagaba 100 pesos, hoy paga casi 400 pesos y, por supuesto, en el Diésel 10.17 centavos en el 2012 y hoy cuesta 20 pesos con 58 centavos, un incremento del 100 por ciento en todos los combustibles fue lo que nos dejó Enrique Peña Nieto a todos los mexicanos”, precisó.

Preciado dijo luego que habrá que ver en cuanto deja esos precios López Obrador dentro de 6 años.

Y amplió su reto a los de Morena, el partido de AMLO:

“… pongamos el precio de la gasolina a 14 pesos, pongamos el cilindro de gas a 300 pesos, pongamos que el precio de la electricidad baje al 50 por ciento y que, si se va a perdonar a los morosos (de Tabasco), haya una compensación para aquellos que son cumplidos…

“Ustedes tienen los votos, 255 votos tiene Morena. Acá tenemos 79. ¡Vamos juntos a bajar los precios de los combustibles! Ustedes se comprometieron, nosotros también. Aquí están los votos a la hora que ustedes quieran”, subrayó.

NO LO QUIEREN

Cómo la mayoría del equipo de Andrés Manuel López Obrador, incluido el propio presidente electo, el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú no quiere que se construya el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

En cuanto foro participa, en sus conferencias de prensa, no esconde que él va por la habilitación de la base militar de Santa Lucía, en Hidalgo, para sustituirlo.

Y al igual que López Obrador, piensa que la operación conjunta de Santa Lucía y el Benito Juárez de la Ciudad de México puede complementarse con los aeropuertos de Toluca, Cuernavaca-Morelos y Querétaro.

Y así habría opciones de vuelo si alguno de ellos se cierra por cuestiones de mal tiempo o por algún otro motivo.

Para confirmar que AMLO y su equipo ya dan por cancelada la construcción del nuevo aeropuerto –López Obrador afirmó hace una semana que él no autorizaría que en el presupuesto de 2018 se incluyera una partida de 88 mil millones de pesos para continuar con la obra del nuevo aeropuerto, y pidió a Carlos Slimrecibirlo en concesión-, el ingeniero Jiménez Espriú anunció ayer que el presupuesto de 2019 sí incluirá un gasto de 5 mil millones de pesos para iniciar la rehabilitación del viejo aeropuerto Benito Juárez de la capital y el de Toluca.

¿Más claro de que no sigue la obra del nuevo aeropuerto?

Jiménez Espriú indicó que la rehabilitación del Benito Juárez y el de Toluca es para enfrentar la saturación del tráfico aéreo en el centro del país.

La experiencia de las soluciones a la mexicana nos dice que se van a rehabilitar el Benito Juárez, y el de Toluca y luego se invertirá en el de Cuernavaca y en el de Querétaro y entonces se comenzarán a usar, la gente se acostumbrará y dentro de 25 años se estará viendo si se rescata lo que quedó de las obras del nuevo aeropuerto de Texcoco para ver si se puede continuar ahí esa obra.

¿Apuesta Usted a que así será?

LA OTRA COMPARECENCIA  

Y mientras en San Lázaro los de Morena aporreaban al Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y a los directores de Petróleos Mexicanos, Carlos Alberto Treviño Medina, y de la Comisión Federal de Electricidad, Jaime Francisco Hernández, en el Senado comparecía el secretario de Economía y jefe de la negociación del TLC Ildefonso Guajardo.

Otro trato.

La respuesta del presidente del Senado, Martí Batres, da cuenta de que Guajardo es de los consentidos de los senadores de Morena

“Los diversos matices del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá (en el que participó Guajardo) reafirman la pertinencia del multilateralismo. Abren un horizonte inmediato de certidumbre para la economía mexicana y representan una oportunidad para abordar temas laborales, largamente diferidos”, indicó Batres..

Dijo luego que en México y en el mundo se viven intensos debates sobre las políticas económicas y relaciones comerciales entre los países, inspirados en la preocupación por la profundización de las brechas de desigualdad económica y social.

Ese debate, agregó Batres ante Ildefonso Guajardo, orientarán muchas de las conclusiones que tomarán los distintos Grupos Parlamentarios sobre la etapa que culmina y el ciclo que comienza.

FORO INTERNACIONAL

Los máximos exponentes de la Protección Ejecutiva a nivel mundial, el Teniente. Coronel Dave Grossman,Ed Calderón y Juan Checo, participarán 13 y 14 de noviembre próximo en el Executive Protection Summit 2018, foro en el cual se expondrán las herramientas y nuevos métodos sobre la protección ejecutiva.

El evento, que se realizará en La Ciudad de México, espera la asistencia de más de 150 profesionales del sector, como directores de seguridad, administradores de protección ejecutiva, personal operativo y de protección, así como, dueños de empresas de seguridad y funcionarios de dependencias gubernamentales; convencidos que la seguridad y protección de personas es una profesión que adquiere cada día más relevancia frente a la sofisticación de las amenazas en contra de funcionarios, empresarios y diversas personalidades en el mundo y en especial en México.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Previous El peñato, en el fondo y en la forma, fue un foxismo reloaded
Next Unidad, único camino para el PAN; corregiremos errores: Marko Cortés