Amlito’ también va por Tabasco


De Primera Mano

Rodulfo Reyes

La contienda por la dirigencia nacional del PRI, que para muchos es un mero trámite para imponer al campechano Alejandro Moreno, mejor conocido como ‘Amlito’ por su cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador, también está sirviendo en Tabasco para renovar al comité directivo estatal.

En la ‘cargada’ a favor del gobernador con licencia de Campeche se han sumado grupos que llevan tiempo buscando la casona de la avenida 16 de Septiembre.

Entre los partidarios del priísta del vecino estado, el más furibundo ha resultado ser el diputado plurinominal Nicolás Bellizia Aboaf, quien se ha encargado de ‘defender’ a ‘Alito’, apodo al que se le ha agregado la M para que sea el diminutivo de la abreviatura del nombre del presidente.

El exalcalde de Centla se ha puesto del lado del campechano a sabiendas de que es el favorito por contar con el apoyo de los mandatarios estatales priístas en particular, y de la nomenclatura del tricolor en general.

También exdelegado del Infonavit, en donde tuvo como jefe al expresidente Enrique Peña Nieto, al de Centla no le ha importado salir a criticar al régimen en el que participó con tal de quedar bien con quien cree que será el próximo jerarca nacional de su partido.

Bellizia cree que Moreno lo hará presidente del PRI tabasqueño, como si el legislador tuviera el consenso del priísmo choco.

‘Amlito’ siempre ha tenido interés en Tabasco. De hecho, es público que en las elecciones de 2015 ‘apoyó’ a los candidatos del tricolor.

Más aún, se sabe que fue de los patrocinadores del Revolucionario Institucional durante el periodo de Erubiel Alonso Que, quizá el más trágico que ha padecido ese instituto en toda su historia.

Quizá por eso –y aquí puede verse el nivel de interlocución de Moreno– es que el empresario del ramo llantero sea el encargado aquí de sumarle adeptos al campechano.

“¿Cómo andará ‘Alito’ que su principal operador en Tabasco es Erubiel?”, se pregunta un cuadro tabasqueño simpatizante del doctor José Narro, el exrector de la UNAM y ex secretario de Salud que renunció al PRI tras denunciar el ‘cochinero’ en que se encuentra convertido el proceso interno de selección.

Erubiel Alonso, que entró quebrado a la presidencia del partido y terminó como propietario de una docena de compañías del ramo llantero, se ha encargado de enlazar a priístas tabasqueños con Moreno.

Vaya, hay quienes aseguran que el empresario llantero fue el que convenció a Nicolás Bellizia de sumarse al campechano, a cambio de que desde el CEN lo impulse para ser el relevo de Pedro Gutiérrez Gutiérrez.

Sin embargo, otras fuentes priístas aseguran que aunque ‘Amlito’ gane la dirigencia del partido, como va a ser, esto no significa que en automático él puede decidir quién llevará las riendas del priísmo en Tabasco.

En torno a Bellizia, las mismas fuentes aseguran que las veces que ha tratado de buscar espacios como candidaturas y la propia dirigencia estatal, ha sido rechazado por la militancia, por lo que ahora será lo mismo.

Aseguran que la diputada federal Soraya Pérez Mungía es la figura del priísmo que en estos momentos tiene los consensos, y en cambio al exdelegado del Infonavit lo ven muy ligado al gobierno estatal de Morena.

“A menos que lo que Moreno ande buscando sea poner en los comités estatales a personajes que, como él, tengan ligas con el nuevo régimen”, señala el cuadro priísta.

PARA SU INFORMACIÓN…

LA CELEBRACIÓN DEL Día de la Libertad de Prensa, conmemorada en México el 7 de junio, se suspendió en Tabasco desde 2013 que la izquierda llegó al poder. El perredista Arturo Núñez Jiménez acabó con esa tradición priísta. Por eso llamó la atención que el domingo pasado, Soraya Pérez le haya organizado un convivio a los comunicadores de su natal Cárdenas.

Previous Crecen las increpaciones a López Obrador
Next Combate al consumo de refrescos, vía Olimpiadas Comunitarias en CDMX