Muere atropellado Pernell Whitaker ex tetracampeón mundial


+Sostuvo polémico combate contra  Julio césar Chávez

+Era considerado como una persona “modesta” y “no derrochador”

+Un ex campeón mundial de peso completo afirmaba que era «gato con guantes de box» sobre el cuadrilátero

+Lo apodaban “Chícharo Dulce”

Ciudad de México, 17 de julio (BALÓN CUADRADO/agencias).- Definido como “modesto” y “no derrochador”, el ex púgil estadounidense  Pernell Whitaker, medallista de oro olímpico en Los Ángeles, 1984, y tetracampeón mundial en divisiones diferentes, catalogado como uno de los mejores boxeadores defensivos en la historia, falleció tras ser atropellado por un auto en Virginia.

Tenía 55 años. Sostuvo polémicos combates con púgiles mexicanos. Sobre todo contra Julio César Chávez.

La policía de Virginia Beach informó ayer que Whitaker fue arrollado por el auto mientras caminaba la noche del domingo. El conductor permaneció en el lugar del accidente, donde Whitaker fue declarado muerto. Las autoridades investigan las circunstancias que rodean su deceso.

El apodo de Sweet Pea (chícharo dulce) le quedaba a la perfección. Whitaker fue un maestro en el arte de golpear y no ser golpeado, un pugilista zurdo que entraba y salía de la guardia y rara vez daba la oportunidad al rival de asestar un golpe pleno.

Foto(Septiembre de 1993, imagen tomada en San Antonio, Texas, luego de la pelea que empataron

image.png

weet Pea Whitaker y Julio César Chávez. Foto Afp)

Obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Su debut en el boxeo profesional fue transmitido por televisión a nivel nacional y su primer combate por un título mundial fue en Francia, una derrota ante el campeón mexicano José Luis Zurdo Ramírez que le costó lo invicto en 1998.

Un año después cobraría revancha al superar al mexicano en su natal Norfolk, Virginia, para quedarse con el título ligero del CMB.

Pero el estadunidense también fue víctima de uno de los más polémicos resultados en el boxeo, cuando le dieron un empate ante Julio César Chávez que permitió al mexicano mantener lo invicto en un choque en peso welter ante más de 60 mil aficionados en el Alamodome de San Antonio, en 1993.

Cuatro años después, Whitaker perdió en otra cerrada decisión frente a Óscar de la Hoya en Las Vegas, una pelea que muchos aficionados creyeron que había ganado.

Whitaker fue campeón del mundo en cuatro divisiones, alzando el primero de esos cinturones en una victoria por decisión unánime sobre su compatriota Greg Haugen en 1989, en los ligeros.

En una carrera profesional que se extendió por 17 años, también conquistó los cinturones en peso superligero, welter y superwelter.

Se fue del boxeo con un récord de 40-4-1 y tras descalabros sucesivos frente al puertorriqueño Félix Tito Trinidad y al mexicano Carlos Bojórquez, ante quien tuvo que abandonar por una fractura de clavícula.

En su primera aparición en las boletas fue elegido al Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 2006, al lado del panameño Roberto Manos de PiedraDurán y el mexicano Ricardo FinitoLópez.

La última pelea importante de Whitaker sucedió casi en el ocaso de su carrera, cuando Trinidad lo venció por decisión unánime en un combate en que el boricua retuvo su título mundial wélter de la FIB en el Madison Square Garden de Nueva York, en febrero de 1999. Tras su retiro, trabajó como entrenador de boxeo en el área de Virginia Beach.